domingo, 19 de febrero de 2017

Una voz familiar revisando audios de La Ventana

Buscando un trozo de audio, me he encontrado una voz familiar en una cortinilla de la Cadena Ser relacionada con el día de la radio. El audio es este y el minuto es aproximadamente el 6:00. Sólo es una frase, pero me ha hecho ilusión :)

viernes, 17 de febrero de 2017

Cuento: Por favor


Te quiere, mamá, y tú le quieres a él. Mírale a los ojos. ¿No lo ves? Sigue siendo el niño al que diste la vida y al que has visto crecer. ¿Ya no recuerdas tu satisfacción al verle dar sus primeros pasos? ¿Al escuchar sus primeras palabras? ¿Has olvidado la alegría que compartisteis cuando superó la prueba de las tarjetas? ¿Y la sorpresa de lo que podía hacer? Sé que después pasaron cosas feas, pero sigue siendo un niño. Sigue siendo tu niño. Por favor, baja el arma y déjanos salir. Yo cuidaré de él. Prometo que no hará daño a nadie más.

---

Vaya situación para una madre. ¿Qué creéis que habrá hecho su hijo para que haya llegado a ese momento?

viernes, 10 de febrero de 2017

Cuento: La voz de su amo

El armario donde acababa de encerrar a su muñeca se tambaleó por la fuerza del portazo y cayó por la ventana hasta el río. Se sumergió un instante en el agua fría, hasta que la madera maciza lo puso a flote. Con la palabras de su amo aún retumbando en su cabeza, ordenándole dónde debía ir, la muñeca abrió las puertas, plantó una barra metálica entre dos cajones y, con perchas y camisas, montó unas velas.
No sería rápido, pensó, pero funcionaría. Sólo debía tener paciencia, tiempo y viento. De los dos primeros le sobraba. Cuando el tercero empezó a soplar, puso rumbo al infierno.

-----

La próxima vez que maldigáis, pensad a quién lo hacéis. quizá os haga caso.

Otro de los cuentos que envié esta semana al concurso, este oscuro por sus propias razones. Por cierto, ¿creéis que la muñeca alcanzará su objetivo? Y, si lo hace, ¿qué creéis que hará allí?

lunes, 6 de febrero de 2017

Cuento: Cálculo de posibilidades

El armario donde acababa de encerrar a su muñeca preferida envuelta con papel de regalo reciclado del año anterior. Pongo una. El baúl donde había escondido el coche de madera del pequeño. Pongo una. Las pistas que indicaban dónde tenían que buscar los regalos de Navidad. Pongo una. La ilusión en los ojos de los niños buscando tesoros, aunque sepan que, año tras años, sólo encontrarán sus propios juguetes. Pongo una. Los décimos y participaciones que, de nuevo, no han tocado. Pongo otra. La carta de despido, la notificación del banco y la nevera vacía. Lleno el cargador, lo pongo en la pistola y me quedo mirándola. Debo decidir.

---

Con este cuento he ganado esta semana el concurso Relatos en Cadena de la Cadena Ser. Ha sido muy difícil, porque tenía de rival al gran Asier Susaeta y su relato Litros, segundos, toneladas, pero, tras una votación reñida, PASO A LA FINAL MENSUAL.

Dentro de poco os avasallaré con la votación popular.

EDITO: A la final llegaron 1433 relatos y este es el audio del programa.

¡Hasta pronto!

viernes, 3 de febrero de 2017

Cuento: En la oscuridad

Desde una viga del techo del desván observa agazapada cómo sus hermanas ruedan por el suelo. Las anima en silencio para que lleguen a esconderse bajo trastos carcomidos y reza para que la luz bajo la puerta sólo sean niños buscando disfraces o juguetes. Sabe que si son adultos armados con plumeros y trapos, Gertrudis será la primera en desaparecer. Nunca supo camuflarse, pero decidió quedarse en el marco del cuadro. Todo por no compartir lienzo con Polvorina.
Su mundo se paraliza de terror mientras unos pasos lentos y pesados suben la escalera. No son niños. Quizá, esta navidad, sea la de la limpieza general.


---

Quizá, en la oscuridad y en los sitios polvorientos no sólo podáis encontrar monstruos aterradores. Quizá haya otras cosas y es posible que quieran jugar con vosotros. ¿Querríais jugar con ellas?

viernes, 27 de enero de 2017

Cuento: La promesa

Espero que puedas perdonarme, pero esta será la última vez que venga a verte. María no se creyó tu carta. Con lo que costó que la escribieras. ¿Qué fueron? ¿Seis dedos rotos? Ah, sí, y una promesa. No te preocupes. La voy a cumplir. No le haré daño. Es una mujer magnífica. Creo que me gusta. ¿Crees que conseguiré que me ame? Ella aún no ha cancelado vuestra boda. Quizá debería aprovechar que está todo listo y ser yo el novio en tu lugar. Un poco de compromiso no me vendría mal. Hasta que la muerte nos separe, claro.

---

Un cuento sobre lo que duran las promesas cuando según qué cosas se mezclan en la ecuación. Y vosotros, ¿qué creéis que hará este sujeto si consigue que María se case con él? ¿Y si no lo consigue?

viernes, 20 de enero de 2017

Cuento: Una tentación infernal

Espero que puedas perdonarme, Padre. Cuando abrí mi propio negocio en el sótano hace casi una eternidad tenía un sueño: demostrarte que había otra forma de encauzar a tus creaciones y de conseguir sus almas. Sabes que nunca te odié, ni a ti ni al resto de mis hermanos. Nunca os consideré enemigos. Como mucho, rivales en este juego en el que, tengo que admitirlo, eres el vencedor.
Tu victoria ha sido impecable. Espléndida. Divina. Quienes consideran tu Apocalipsis como romper el tablero, no saben de qué iba este juego ni entienden la belleza y la necesidad de la destrucción.
Bueno. Voy a reiniciar el mundo. Ahora me toca a mí jugar con blancas.

---

Podría llamar estos últimos tres cuentos La trilogía de los caídos, con un planteamiento (Emprendedor incomprendido ), un nudo (Cambio de aires) y un desenlace (este) que, quién sabe, quizá pueda llevar a un nuevo principio con un cambio interesante de jugadores. ¿Qué os parece? ¿Habría mucha diferencia haciendo el diablo de bueno?